After Maria destroys radar, Puerto Rico gets temporary Dopplers

By: Irene Sans

Updated:

The National Weather Service office in Puerto Rico lost its radar when Hurricane Maria battered the island. The powerful Category 4 hurricane destroyed the Federal Aviation Administration's Doppler radars, and both radars had supported the NWS weather forecasts.
 

Radars are very important for forecasting and crucial to keeping the population safe. Since Hurricane Maria hit Puerto Rico, forecasters have relied on satellite imagery. Although that is very helpful, radars can compare to getting an X-ray, versus getting a picture with a satellite.

 

In tropical regions, radars can detect storms as they build. Also, Doppler dual-pole radars can detect objects, such as hail and debris.

 

The radar equipment set up with the help of the Marine Corps and radar technicians arrived in a C-130 hurricane hunter plane on Oct. 21.

 

PHOTOS: Hurricane hunter planes at Orlando Executive Airport

 

One of the radars was placed in San Juan and another was set up in the city of Aguadilla, in the west coast of Puerto Rico. The short-range, X-band radars will cover the entire Island and also the U.S. Virgin Islands.

 

Detecting showers and thunderstorms will also provide much better help for the millions of residents who are still in recovery mode. National Weather Service forecasters will have these temporary tools to provide better support and warnings for approaching storms, keeping the public safe.

 

 

 

 

The radar stations were authorized by FEMA until Nov. 24, with the option of extensions.

It has been said that it will take at least six months to get a permanent radar back to the Island.
 

 

Spanish version / versión en español

 

La oficina del Servicio Meteorológico Nacional en Puerto Rico perdió su radar cuando el huracán María azotó la isla. El poderoso huracán de categoría 4 destruyó los radares Doppler de la Administración Federal de Aviación, y ambos radares que respaldaban los pronósticos meteorológicos del NWS, por sus siglas en ingles.

Los radares son muy importantes para pronosticar y son cruciales para mantener a la población segura. Desde que el huracán María golpeó a Puerto Rico, los pronosticadores han confiado en las imágenes satelitales. Aunque son muy útiles, los radares pueden compararse con recibir una radiografía, en lugar de obtener una imagen con un satélite.

 

En regiones tropicales, los radares pueden detectar tormentas a medida que van formando. Además, los radares Dopplers “dual pole” pueden detectar objetos, como granizo y escombros.

Los radares, con la ayuda del Cuerpo de Marines y los técnicos de radares, llegaron en un avión cazador de huracanes C-130 el 21 de octubre. Uno de los radares se colocó en San Juan y otro se instaló en la ciudad de Aguadilla, en la costa oeste de Puerto Rico.

Los radares de banda X de corto alcance cubrirán toda la isla y también las Islas Vírgenes de EE. UU. La detección de chubascos y tormentas también proporcionará una gran ayuda para los millones de residentes que todavía están en modo de recuperación.

Los meteorólogos del Servicio Nacional de Meteorología tendrán estas herramientas temporales para proporcionar un mejor soporte y avisos antes alguna tormenta que se avecine, manteniendo al público seguro. Las estaciones de radar fueron autorizadas por FEMA hasta el 24 de noviembre, con la opción de extensiones. Se ha dicho que llevará al menos seis meses obtener un radar permanente de regreso a la isla.


 

 

Next Up: